Ecuaciones históricas y otras conveniencias político-económicas

Hace tiempo leí un articulo en el que el autor meditaba sobre las circunstancias que llevaron a Adolf Hitler al poder en las elecciones de 1933. Dicho artículo describía con detalle la situación económica Alemana después de la primera guerra mundial, el sentimiento de derrota, el daño infligido al resto de naciones, el recelo entre las clases sociales, etc.

También reflexionaba sobre el hecho de que si más gente hubiera leído “Mein Kampf”, muy probablemente no hubiese ganado, y la historia de Europa hubiera sido muy diferente.

La gente se creyó el mensaje, la arenga del salvador de la patria, la única salida económica para la situación uqe manejaban, los alemanes primero… bla bla bla.

Después de muchos meneos de manos, y atusamientos de flequillo, la gente que le votó, y el mundo, descubrieron la realidad del autoproclamado “guía” (führer en alemán) del pueblo.

Tristemente para ellos y para todos, era demasiado tarde.

 

Ya tenemos la primera parte formulada: situación social inestable+problemas económicos+líderes iluminados

Ahora hay que restar: -(clase obrera+inmigrantes+parados+jubilados+segmentos con recursos limitados)

Despejar la incógnita del período entre 1939 y 1945 es muy sencilla.

 

Ahora juguemos a las analogías por instante.

Durante el período anterior al 20 de noviembre de 2011, la situación social, económica y polítca, era digamos “tensa”.

Aparecen de nuevo grandes movientos sociales, las primeras subidas de impuestos, recortes económicos etc.

Las protestas se llevan a las calles.

Nuestro actual presidente, en su loca carrera por el poder, se hace a si mismo valedor de la “única solución para España” (me da miedo solo de escribirlo) y se dedica a proponer un acoso y derribo constante a cualquier acción del gobierno anterior. Todos los medios de comunicación afines a nuestro actual presidente, y no son pocos precisamente, se dedican a propagar la arenga.

Y al final, la propaganda hace su efecto.

 

Muchos de sus votantes ahora se llevan las manos a la cabeza, diciendo, “¿ qué hemos hecho ?”

No hay problema, yo os lo digo, nos habéis jodido a base de bien.

 

Ahora que ya no hay marcha atrás para ninguna de las acciones, la historia nos juzgará con su mano severa y firme, y nos preguntará: ¿No os cansais de tropezar siempre en la misma piedra?…

 

Creo que no hará falta formular la segunda ecuación, ya que está bastante claro que nos va a salir como la primera.

 

Lo peculiar de este asunto es que las arengas funcionan en dos sentidos, y quizá los que ahora ríen e insultan, sean después los que llamen al respeto y a la dignidad.

Allí estaremos los que tenemos memoria, y un cerebro que la retiene (cosa esta importante), para decirles, al enemigo ni agua, y si tiene sed, polvorones.

 

Txema Ramos

Nota: Veáse que estoy haciendo una analogía temporal, histórica y económica entre unos hechos, y los otros.

En ningún momento he pretendido comparar el ideario del partido nazi con el de nuestro actual gobierno ni pretendo comparar a los votantes del partido popular con nazis. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s