Photo By Carles Francesc

Anuncios

El país que absolvía a políticos corruptos y golpeaba estudiantes

Un país que inhabilita a jueces por luchar contra la corrupción y contra el fascismo disfrazado de gaviota.

Un país que aún ensalza a un dictador que colaboró con Hitler, ahora acalla las protestas de los estudiantes mediante porras y gases lacrimógenos.

Un país que debería ser ejemplo de lo que fuimos y deberíamos ser, se consume a sí mismo bajo el mando de unos cretinos ultraconservadores que pretenden que la clase obrera desaparezca o enmudezca bajo la bota de un sistema fallido y decadente, que de nuevo satanizan el aborto y cobijan en el seno de sus iglesias a pederastas y especuladores, presidentas de comunidad con peinetas negras y velo, misa los domingos y demás fiestas de guardar..

El país que debería ser y no es, el que te arranca lágrimas con El Rey de Harlem, y el que te parte las costillas a base de gorilas vestidos de azul.

Ese país es el mío, es, desgraciadamente, el de todos…